fbpx

Qué ver en Parma: 7 (+1) cosas que no debes de perderte

Parma, Capital de la Cultura 2020, es una ciudad llena de tradición artística y alimenticia.

Esta ciudad de Emilia Romagna se visita a menudo en pocas horas, pero las cosas que hay que ver y hacer son más de lo que tal vez imaginabas.

Entre museos, teatros, monumentos y buena comida, en este artículo te sugeriremos qué ver en Parma.

 

1. Piazza Duomo

La Piazza Duomo, en Parma, es una de las paradas obligadas (y quizás la más importante) para visitar la ciudad.

Aquí se encuentran tres de los edificios más famosos del casco antiguo: el Duomo, el Baptisterio y el Palazzo Vescovile.

La Catedral de Santa María Assunta es la típica iglesia de estilo romántico y con la clásica fachada a dos aguas. En el interior se encuentra el mismo estilo románico pero las decoraciones son del período renacentista. La Catedral de Parma tiene hermosos frescos en el interior de la cúpula, realizados en 1526 por Correggio. ¡Perderás la cabeza al verlos!

El Baptisterio es el edificio principal de la plaza. Este edificio fue encargado al escultor y arquitecto Benedetto Antelami en 1196 y hoy en día es considerado uno de los mejores ejemplos de la arquitectura románica y gótica.

Finalmente, dentro del Palacio Episcopal se puede visitar el Museo Diocesano.

 

2.  El Palacio de la Pilotta

Entre las cosas que hay que ver en Parma está también el Palazzo della Pilotta, un grupo de edificios que se extienden cerca del Palacio del Obispo y cuya construcción comenzó a finales del ‘500 gracias a la familia Farnese.

Al principio se construyó el «Corridore», un grupo de edificios que conectaba la Rocchetta (la Torre del Homenaje) con el Palacio Ducal. Después de algún tiempo se amplió la obra y se construyó un establo, algunas casas para los chicos del establo, y un almacén para los carruajes, el armario y un grupo de galerías.

La gloria de este complejo terminó junto con la de la familia Farnese y los edificios fueron dañados durante los siglos, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial.

Hoy, después de un importante proyecto de restauración, en el interior del Palazzo della Pilotta se encuentran el Museo Arqueológico Nacional, la Biblioteca Palatina, el Teatro Farnese y la Galería Nacional.

Una curiosidad: el nombre de Pilotta deriva del juego de pelota vasca que jugaban los soldados españoles en el patio del Guazzatoio.

 

3. La Galería Nacional

La colección de Parma comenzó gracias a la familia Farnese durante el Renacimiento, pero en 1734 Carlos de Borbón transfirió todo a Nápoles.

Hoy se puede ver una «nueva» colección añadida en 1734 y que se ha enriquecido gracias a los regalos de los artistas de la Academia inaugurada en 1752. En el siglo XIX, María Luisa Duquesa de Parma comenzó a añadir nuevas colecciones nobiliarias para evitar la dispersión.

Hoy en día la Galería Nacional de Parma es una importante parada en la visita de la ciudad, una oportunidad para admirar las obras del Correggio, del Parmigianino, del Guercino, del Greco, de Van Dyck y del Bronzino. Uno de los cuadros más famosos de la Galería…  La cabeza de una mujer (La Scapigliata) de Leonardo da Vinci!

 

4. El Teatro Farnese

El Teatro Farnese fue construido en 1618 gracias a Ranuccio I para la visita de Cosme II de’ Medici.

La creación del teatro fue muy innovadora: el escenario era móvil, los personajes podían bajar desde la cima y había un ingenioso hidrosistema que permitía la inundación de la parte inferior de la escena.

Desafortunadamente el teatro fue abandonado y en 1944 fue completamente destruido por las bombas. Después de una larga restauración durante los años 60 fue reconstruido y hoy puede ser visitado.

 

5. La Cámara de San Pablo

Uno de los lugares más bellos de Parma y desgraciadamente tal vez el menos conocido es la Cámara de San Pablo.

Dentro del antiguo Monasterio de San Pablo, hay una de las más bellas obras de arte del ‘500 italiano: la bóveda con los frescos de Correggio en la antigua habitación de la abadesa Giovanna Piacenza.

La mujer, que amaba el arte y la cultura, comenzó los trabajos de remodelación que terminaron con la decoración del Correggio.

Esta hermosa obra de arte ha estado oculta durante siglos: en 1524 formaba parte del convento del claustro y fue revelada sólo después de algunos siglos, cuando el monasterio fue secularizado.

 

6. El Teatro Regio

Aunque no sea tan famoso como la Scala de Milán o la Fenice de Venecia, el Teatro Regio de Parma es uno de los lugares más importantes de la tradición operística italiana.

El teatro fue inaugurado en 1829 después de 8 años de obras, gracias a María Luisa de Habsburgo-Lorena, pero el estreno no fue un éxito.

De todos modos el teatro adquirió gran distinción y hoy en día alberga muchas representaciones.

Se puede visitar el Teatro Regio con una visita guiada que dura aproximadamente 30 minutos.

 

7. Santuario de Santa Maria della Steccata

Entre las cosas que hay que ver en Parma no podemos olvidar el Santuario de Santa María de la Estela.

Durante el siglo XIV, una pintura de una Virgen de la Enfermería apareció en la fachada del oratorio: desde ese momento la iglesia se convirtió en un destino de peregrinaciones. Los devotos llegaban allí para adorar a la Virgen. Por esta razón se puso una valla para organizar el flujo de peregrinos y desde entonces esa imagen se llamó Madonna della Steccata (lit. La Virgen de la valla).

Los espacios interiores de la iglesia son muy coloridos: los frescos y las decoraciones te van a dejar sin palabras.

 

Qué comer en Parma

Después de haberte sugerido qué ver en Parma, ¡no podíamos dejarte sin ninguna sugerencia de comida!

De hecho, Parma es también famosa por su tradición gastronómica y queremos sugerirte algunos alimentos que no te puedes perder.

 

  • Tarta frita: un rectángulo de pasta frita;
  • Sopa con anolini: la famosa pasta rellena;
  • El parmesano Reggiano: el sabroso queso italiano;
  • el Culatello di Zibello: hecho con el muslo de cerdo, en particular de los músculos crurales;
  • El Prosciutto de Parma;

 

Qué ver en Parma

Qué ver en Parma

Esperamos que nuestras sugerencias sobre qué ver en Parma hayan sido útiles para visitar la ciudad.

Finalmente, si deseas visitar Parma de una manera original, te sugerimos que te unes a nuestra ruta gastronómica: podrás visitar la ciudad caminando junto con un guía local que te mostrará los lugares más famosos y los platos más famosos en los mejores restaurantes del casco antiguo!

SHARE
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
SELENE

SELENE

Graduada en Literatura y Comunicación y Cultura Mediática, le gusta tanto escribir como contar historias. Hizo su primer viaje cuando tenía sólo dos meses y medio y no ha tenido un descanso desde entonces. Cada uno de sus viajes está acompañado, por supuesto, por más degustaciones de la cocina local! Hoy en día escribe sobre esto y más en su blog "Viaggi che Mangi" y mientras tanto también escribe para otros portales.

SHARE
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

SOBRE NOSOTROS

Hemos creado increíbles rutas gastronómicas y experiencias culinarias que le mostrarán cómo y qué es lo que la gente local disfruta comiendo. Platos típicos, servidos en diferentes restaurantes, le presentarán la cultura gastronómica local!

SÍGUENOS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *