fbpx

Qué hacer en Turín: 9 experiencias que no hay que perderse

Turín es una de las ciudades más animadas de Italia: su oferta cultural, artística y gastronómica está en constante evolución y ha demostrado ser capaz de atraer cada vez más visitantes de todo el mundo. Aunque la capital piamontesa permaneció durante mucho tiempo fuera de los circuitos turísticos clásicos, ensombrecida por su gris reputación de centro industrial, en los últimos años pudo redescubrir su vocación de ciudad de arte con un importante pasado histórico. Si estás planeando visitar la antigua capital del Reino de Italia, esto es lo que sin embargo hay que hacer: las experiencias en Turín que no hay que perderse.

 

1.  Subir a la Mole Antonelliana

Entre las cosas que hay que hacer en Turín está, sin duda, la visita a la Mole Antonelliana, el símbolo de la ciudad.

El edificio particular diseñado por Alessandro Antonelli estaba destinado a convertirse en una enorme sinagoga, pero la comunidad judía abandonó el proyecto algunos años después del comienzo de las obras debido a los excesivos costos. El topo fue comprado por la ciudad de Turín, que dio a la comunidad un terreno en el distrito de San Salvario (donde hoy se encuentra el templo israelí) y se hizo cargo de los gastos para terminar la construcción. El topo se convirtió en un monumento dedicado a la unidad nacional.

En 1961, en ocasión de las celebraciones del Centenario de la Unificación de Italia, se inauguró el Ascensor Panorámico, que todavía hoy permite subir al Tempietto para admirar un panorama de 360° de toda Turín.

La Mole Antonelliana alberga el Museo Nacional de Cine, uno de los museos más interesantes de la capital piamontesa.

2. Visita el Palacio Real

El Palacio Real de Turín es la más importante de las residencias de los Saboya piamonteses.

El edificio está situado en el corazón de la ciudad y durante siglos fue el punto de apoyo de la política y del poder de Saboya.

Arquitectos y artistas de todo el mundo contribuyeron a la construcción y al embellecimiento del palacio piamontés más importante y hoy en día caminar por las vastas salas del palacio, entre oro, estucos y pinturas, deja a todos los visitantes sin palabras.

El Salón de Baile, la Sala del Trono, el Salón de los Suizos y la imponente Escalera de Tijeras, son algunas de las bellezas que se conservan en el interior del Palacio Real de Turín.

El edificio forma parte ahora de los Museos Reales, un itinerario museístico que también incluye la Armería Real, la Galería de Saboya y el Museo Arqueológico.

cosa fare a torino

 

3. Descubre el Museo Egipcio

Puede parecer extraño, pero Turín alberga el segundo museo egipcio más importante del mundo y el más antiguo.

El Museo Real de Antigüedades Egipcias fue inaugurado en 1824 y contiene más de 37.000 hallazgos históricos.

Una visita al que es, probablemente, el museo más famoso de Turín en el mundo es obligatoria, pero recuerda que debes reservar al menos medio día para descubrirlo y apreciarlo. Puedes considerar la posibilidad de reservar una visita guiada, pero te recordamos que una muy atractiva e interesante audioguía multimedia está incluida en el precio de la entrada.

 

4. Saborea el Gianduja

Entre las sugerencias sobre qué hacer en Turín no pueden faltar algunos consejos deliciosos: el primero está dedicado a la gianduja, la famosa masa de chocolate piamontesa.

La creación de este manjar se remonta a los maestros pasteleros de Turín que decidieron sustituir las avellanas de las Langas por un costoso cacao.

Puedes probar la gianduja en los famosos gianduiotti, pero también en pastilla, taza o crema untable.

¿Cuál es la mejor manera de probar todas estas delicias? ¡Participa en nuestra Ruta de la Pastelería en Turín! En dos horas y media te acompañaremos a probar algunos de los mejores dulces de Turín: ¿te encanta la idea de probar los mejores dulces de esta ciudad?

what-to-do-in-turin

 

5.  Bebe un Bicerjn

Turín es famosa por sus históricos y elegantes cafés amueblados con finos muebles de madera, tapices de satén y majestuosos espejos. Incluso hoy en día a los habitantes les encanta reunirse delante de algo caliente y algunos pasteles. Entre los pedidos más frecuentes está el Bicerin, una bebida caliente hecha con café, leche y chocolate.

Si te apetece probarlo, te sugerimos que lo pidas al final de tu comida y por eso lo hemos incluido al final de nuestra Ruta Gastronómico de Turín: después de los fiambres, agnolotti, tajarina y tartare, estamos seguros de que el bicerín es la forma perfecta de terminar nuestro paseo gastronómico!

 

6.  Caminando por el Parque Valentino

Después de tanto comer, es hora de dar un paseo, ¿no crees?

El consejo, entonces, es sumergirse en el verdor de uno de los parques públicos más fascinantes de Turín: el Parque Valentino. En su interior hay un jardín botánico, un castillo e incluso un pueblo medieval. Este último fue construido desde zero, pero con un inmenso escrúpulo en ocasión de la Exposición General de Italia de 1884.

 

7.  Descubre las elegantes galerías

¿Conoces los famosos pasajes parisinos? Turín esconde, entre sus tesoros, algunas magníficas galerías del siglo XIX que recuerdan a las francesas.

Los pasajes de Turín fueron construidos, como las arcadas con las que la ciudad está dispersa, para permitir a los ciudadanos caminar incluso con lluvia y mal tiempo. Dentro de ellos había boutiques y cafés.

Hoy solo quedan tres: la Galería Subalpina, la Galería Umberto I y la Galería San Federico.

 

8.  Admira el panorama desde la Basílica de Superga

Desde la Basílica de Superga se puede admirar una de las más bonitas vistas de Turín (¡siempre que la niebla lo permita!).

Se puedes intenta llegar a la Basílica de la Virgen de las Gracias en coche o con el tranvía Sassi-Superga, una línea que sube por la colina y ofrece unas vistas impresionantes de la llanura que hay debajo.

 

9. Soñando con tiempos pasados en la Reggia di Venaria

Finalmente, la última sugerencia sobre qué hacer en Turín es visitar la Reggia di Venaria, a unos 12 km del centro de la ciudad y de fácil acceso en tren o en autobús.

La residencia diseñada por el arquitecto Amedeo di Castellamonte a instancias de Carlo Emanuele II es ahora Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

El edificio se construyó con el objetivo de convertirse en la base de las excursiones de caza del duque y con el tiempo su entorno se hizo tan popular que se convirtió en un pueblo e incluso en un municipio autónomo.

El interior del palacio es maravilloso, pero lo que realmente deja a uno sin palabras son sus jardines, elegidos en 2019 como los más bellos de Italia.

 

Esperamos haberte dado un buen consejo sobre qué hacer en Turín. Te esperamos para acompañarte a descubrir la tradición gastronómica de la ciudad.

SHARE
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
SELENE

SELENE

Graduada en Literatura y Comunicación y Cultura Mediática, le gusta tanto escribir como contar historias. Hizo su primer viaje cuando tenía sólo dos meses y medio y no ha tenido un descanso desde entonces. Cada uno de sus viajes está acompañado, por supuesto, por más degustaciones de la cocina local! Hoy en día escribe sobre esto y más en su blog "Viaggi che Mangi" y mientras tanto también escribe para otros portales.

SHARE
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

SOBRE NOSOTROS

Hemos creado increíbles rutas gastronómicas y experiencias culinarias que le mostrarán cómo y qué es lo que la gente local disfruta comiendo. Platos típicos, servidos en diferentes restaurantes, le presentarán la cultura gastronómica local!

SÍGUENOS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat